Blog

Tomar el sol, con precaución, fortalece los huesos

Con la llegada de la estación estival aumenta el número de horas de sol, y con ello nuestra exposición a las radiaciones solares. El sol, aporta numerosos beneficios para nuestra salud y resulta imprescindible en algunos procesos metabólicos. Como señala el doctor Tomás Rodelgo, médico de Atención Primaria y experto de Onmeda.es, “en España tenemos la suerte de poder disfrutar de los beneficios de la exposición solar, que mejora  la respuesta muscular y la resistencia en pruebas de tolerancia, disminuye nuestra presión sanguínea y mejora nuestra respuesta inmunológica”. Y, añade, “reduce la incidencia de infecciones respiratorias; disminuye el colesterol  y aumenta la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre”. En este sentido, “mejora nuestra capacidad de trabajo cardiovascular y la respiración (especialmente en asmáticos), estimula las terminaciones nerviosas y potencia la síntesis de vitamina D, ayudando a calcificar nuestros huesos y nuestros dientes”.

Tal y como indican los expertos de Onmeda.es, con la suficiente exposición solar, el cuerpo cubre por sí solo el 80% de sus necesidades de vitamina D. El otro 20% se consigue a través de la dieta. La vitamina D se encuentra, por ejemplo, en alimentos como el pescado, los huevos y la leche. Un déficit grave de vitamina D, puede provocar, entre otras situaciones clínicas, la deformación de los huesos en los niños (raquitismo), el reblandecimiento de los huesos en los adultos (osteomalacia) o su debilitamiento  (osteoporosis).

Consejos para tomar el sol de forma segura

Sin embargo, tal y como indica Rodelgo, “una exposición prolongada o sin la adecuada protección conlleva importantes riesgos: enrojecimiento de la piel, llegando incluso a provocar quemaduras de primer y segundo grado, cáncer de piel o trastornos de la vista como cataratas”. Además, como indica el doctor, a corto plazo exponerse al sol puede provocar fiebre y dolor de cabeza. Si las exposiciones son prolongadas, a la larga conllevan el envejecimiento prematuro de la piel y también la inhibición del sistema inmunitario.

Para evitar estos síntomas y  patologías, se recomienda seguir las siguientes indicaciones:

  • · Rociarse de crema antes de la exposición al sol (no solo los primeros días de playa o piscina, es necesario hacerlo siempre que uno se exponga de forma directa al sol).
  • · Evitar tomar el sol en las horas más calurosas del día. Es decir, entre las 12 del mediodía y las 16 horas de la tarde.
  • · Protegerse de la exposición directa del sol eligiendo lugares con sombra o utilizando sombrillas.
  • · Evitar las prendas de vestir que dejen al descubierto zonas especialmente sensibles al sol como pueden ser los hombros o la parte posterior de las rodillas.
  • · Proteger siempre  los ojos con gafas de sol, deben ser gafas de óptica.
  • · Beber mucha agua o bebidas isotónicas.
  • · Tras una larga exposición al sol es necesario hidratar la piel. Lo ideal es ducharse e inmediatamente después echarse crema hidratante.
  • · En caso de exposición solar prolongada o con gran riesgo de quemadura, usar protectores solares de amplio espectro, con índices de 20 a 50 dependiendo del tipo de piel (fototipo) y de la zona corporal en la que se va a aplicar y re-aplicarlo cada 2 horas.
  • · Evitar las cabinas de bronceado.

 

Es fundamental adoptar este tipo de precauciones ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican entre dos y tres millones de nuevos casos de cáncer de piel no melanocíticos y más de 130.000 de melanomas malignos (en España unas 5.000 personas al año). En el caso de los niños, se hace más importante adoptar este tipo de medidas de protección porque, como señala Onmeda.es, las quemaduras frecuentes durante la infancia aumentan la probabilidad de desarrollar un melanoma en la edad adulta.

La Unión Europea ayuda a prevenir el cáncer de piel

La incidencia de melanoma en España alcanza ya los 8-10 casos por cada 100.000 habitantes. Se debe continuar trabajando para que siga aumentando el diagnóstico precoz, pues casi el 100% de los casos de cáncer se curan si se tratan en una fase inicial. Para ello se ha puesto en marcha la iniciativa Euromelanoma, un programa al que se han sumado más de 30 países, que persigue el diagnóstico precoz del cáncer de piel, identificar los grupos de riesgo para desarrollar este tipo de tumores, facilitar el acceso de la población de riesgo al dermatólogo, impulsar el autoexamen cutáneo y desarrollar hábitos y actitudes saludables de fotoprotección. Más información: http://www.euromelanoma.org/spain/home-1

El doctor Tomás Rodelgo insiste en la idea de disfrutar del sol pero protegiendo la piel adecuadamente y añade que “ante cualquier lesión pigmentada que aparezca o que cambie de aspecto (tamaño, forma o color) o comportamiento (que moleste, pique o sangre), consulte con su médico o dermatólogo”.

 

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close