Blog

Seguir las reglas o romperlas completamente, el éxito contradictorio de internet

El uso de negritas, la abundancia de hipervínculos, las frases cortas, los párrafos sintéticos, las oraciones sencillas, la estructura de sujeto-verbo-predicado, contar siempre lo más importante en el primer párrafo…

Para cualquiera que haya trabajado en redacción para web o haya estudiado los principios de cómo contar noticias en el ámbito digital, estos elementos se repiten siempre como una serie de mantras que enseñan cómo ha de escribirse en la web. Aunque muchos de estos principio son muy válidos y está estudiado que dan resultado, la realidad, como siempre en internet, nunca es tan sencilla y tiende a ser caprichosa.

El consumo habitual de internet suele hacerse de manera rápida y casi atropellada. Miramos el móvil en el autobús y apenas buceamos en las tres o cuatro noticias más interesantes. Vemos titulares que caben en 140 caracteres y casi parece que haya que hacer un esfuerzo para pinchar en la información enlazada para profundizar en el asunto.

Cualquier usuario de internet puede verse reflejado en esos hábitos, pero, ni todas las personas son iguales ni cada usuario consume información siempre de la misma manera.

Por todo ello, no es raro que algunos medios o plataformas apuesten por modelos antagónicos al de Twitter o webs de consumo rápido como Buzzfeed o similares. Se suele hablar del éxito contradictorio de las webs, en el que muchas páginas optan por modelos diametralmente opuestos a los canónicos y, a pesar de ello, triunfan.

Algunos medios publican artículos, reportajes, noticias o entrevistas de longitud casi interminable, con redacción compleja y haciendo uso de múltiples recursos literarios, los párrafos pueden ser extensísimos, es posible que incluyan una introducción muy poco informativa y, quizás, ni siquiera abusen del contenido multimedia.

Esto, sorprendentemente, también funciona muy bien en internet.

No hay un único estilo

Medios de referencia internacional como The New York Times publican noticias en las que hay que abusar del ‘scroll’ para llegar hasta el final de la noticia, con informaciones sin ningún ‘link’ en las que podemos bajar y bajar encontrando solo texto negro de preciosa tipografía sobre aburrido y diáfano fondo blanco.

Un ejemplo más evidente quizás para los consumidores españoles pueda ser el de la revista Jot Down, en cuya edición digital se pueden encontrar análisis en profundidad de cuestiones culturales o entrevistas en las que parece que no hayan cortado una coma de la conversación completa.

Todos estos principios, que se oponen directamente a los mantras enunciados al principio de esta entrada, son en los que basan webs de muchísimo éxito en internet. Un mundo, el digital, que es tan amplio y universal que permite que cualquier estilo y modelo encuentre su nicho de seguidores, siempre y cuando se haga bien.

Por ello es importante que cada medio, empresa, blog o página en general, conozca a quién se está dirigiendo y no siga necesariamente las reglas sobre redacción digital que pueden encontrarse en cualquier foro que dé consejos sobre cómo triunfar en la red de redes.

La web es inmensa y ayuda a que todo contenido de calidad y que intente aportar algo a su comunidad (nada de ‘clickbaits’ ni noticias falsas) tenga cabida. Lo importante es comprometerse con unas reglas y respetarlas, conocer a quién se está dirigiendo el contenido y cómo hacerlo, entender cuál es el nicho y adaptarse a él. Porque los 140 caracteres y las 1.400 palabras tienen cabida en internet y el sujeto-verbo-predicado es únicamente un principio del que partir, no un dogma al que adherirse.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close