Blog

La comunicación no verbal desvela nuestros “secretos”

A diario tenemos que reunimos con mucha gente, dar discursos, hablar con compañeros de trabajo, clientes, amigos…, convencer a los demás de una propuesta, compartir una idea o expresar una vivencia o emoción. Cuando tenemos que dar un discurso o acudir a una reunión importante, preparamos lo que vamos a decir, pero ¿pensamos y ensayamos nuestros gestos y posturas? ¿Nos concienciamos de que una parte muy importante del mensaje, la no verbal, diga lo que realmente queremos decir?

El impacto total de un mensaje es verbal en un 7% (la información dicha en palabras); en un 38% vocal (el tono de la voz y otros matices) y un 55% no verbal, según Mehrabian. Este mismo autor añade que en una conversación cara a cara, el componente verbal es menor al 35% y más del 65% depende de la comunicación no verbal. A esto le sumamos que el 87% de la información que llega al cerebro lo hace por vía visual; el 9%, auditiva; y el 4%, por otros sentidos.

Además, cuando la comunicación verbal y no verbal difieren, habitualmente nos dice la verdad esta última. Nuestros gestos, expresiones, movimientos y posturas nos delatan y, mientras que las palabras se pueden controlar con mayor facilidad, la comunicación no verbal a menudo se nos queda fuera de control. Es, por este motivo, por el que en ocasiones un comunicador, ponente o político para controlar mejor su gestos, posturas y expresiones opta por exponer menos su cuerpo para que el receptor se centre más en el mensaje verbal.

Entonces, ¿cómo podemos hacer para que el otro perciba lo que queremos? Y, por otro lado, ¿cómo podemos conocer lo que el otro piensa y siente sólo atendiendo a sus gestos, postura y miradas?

En las jornadas de Formación de Portavoces que hemos impartido en Abascal Comunicación no nos centramos sólo en los mensajes orales sino en cómo vamos a comunicarlos porque ese cómo es tan más importante como el qué. En este caso, de los portavoces depende la reputación y el posicionamiento de una empresa y por eso es imprescindible que dispongan de habilidades de comunicación, que realicen simulaciones y que analicen desde fuera cómo lo han hecho y cómo lo pueden mejorar.

De esta forma, a la hora de hora de exponerse ante un interlocutor son capaces de hacer una buena exposición, de relacionarse mejor y de detectar a su vez lo que el receptor está pensando por los gestos y posturas que realiza. Practicar mucho es una de las reglas básicas, pero cuando hablamos ante un público, debemos siempre expresarnos con naturalidad -forzar es contraproducente- hasta que logremos interiorizar y dominar esa comunicación no verbal teniendo en cuenta que controlarla al 100% es siempre una tarea complicada. Cuando mentimos, el cuerpo nos delata. Por eso, es importante también trabajar para creernos el mensaje que decimos. Sólo así habrá coherencia entre la parte verbal y no verbal.

Veamos algunos ejemplos de comunicación no verbal y su significado:

– Si cruzamos los brazos, estamos incómodos. Este gesto nos esconde de situación desfavorable.

– Inclinar la cabeza hacia un lado así como el cuerpo hacia delante (si estamos sentados) muestra que estamos interesados en lo que nos están contando o que el otro se interesa por lo que decimos.

– Según la forma en la que demos un simple apretón de manos muestra sumisión, dominancia, colaboración, inseguridad… (nuestra o del otro)

– Acariciarse la barbilla es señal de que se está tomando una decisión

– Imitar la postura del otro le traslada que estás de acuerdo con él

Los mensajes no verbales aportan una información muy valiosa. Ser conscientes de ello, trabajar nuestros gestos y fijarnos en la comunicación no verbal de los demás, mejorará nuestras habilidades de comunicación y nuestra capacidad de respuesta y de interlocución con el otro.

 

Fuente: Libro ‘El lenguaje del cuerpo’: Allan Pease. Editorial Paidós. 16ª Edición. 2002.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close