Blog

Inbound Marketing, un nuevo método para atraer al consumidor

El Marketing se está adaptando a los nuevos cambios y necesidades de un nuevo cliente más exigente y las empresas se enfrentan a un mercado más competitivo y global donde la información es poder. Ya habrás oído hablar del Inbound Marketing, pero ¿sabes realmente lo que significa?

El término Inbound Marketing nace para dar respuesta a los cambios en el comportamiento de los consumidores, que se vuelven activos y reacios a los métodos publicitarios tradicionales (banners, spots publicitarios, etc.) y que, además, suponen un mayor coste para las empresas. El llamado Marketing de Atracción lo comprenden una serie de técnicas de marketing que consiguen atraer al usuario para que encuentre y se sienta atraído por tu marca. De esta forma, se incrementan el número de visitas hacia nuestra web, blog o e-commerce, con el fin de convertir a clientes potenciales, finalmente en clientes. ¿De qué manera conseguimos esto?

Necesitamos crear y distribuir contenido de valor para atraer, convertir y retener a nuestro público objetivo. Tenemos que poner en marcha acciones con las que tengamos una mayor visibilidad online y el usuario nos encuentre con facilidad. Los tres pilares del Inbound Marketing son el Marketing de contenido, el posicionamiento SEO y el Social Media Marketing.

El Inbound Marketing se compone de cuatro fases:

  • Atraer: Generamos tráfico en nuestra web utilizando recursos como Marketing de Contenido, las Redes Sociales y técnicas de SEO, entre otras.
  • Convertir: Queremos conseguir más información y convertir un lead en cliente. ¿Cómo conseguimos esto? Por ejemplo, mediante formularios.
  • Vender: Una vez tenemos una base de datos de nuestros leads, pasamos a proporcionarle el contenido personalizado que tendrán que estar adaptados al ciclo de compra del usuario, para saber en qué punto se encuentra para convertirlo en cliente.
  • Fidelizar: Una vez tenemos al cliente, debemos mantenerlo satisfecho en todo momento y que nos recomiende.

Es importante tener claro el punto en el que se encuentra nuestro público objetivo durante el proceso de compra. La clave es dibujar el mapa del ciclo de vida de un cliente que empieza desde que elige un producto o servicio hasta que lo consume, lo que se conoce como Customer Journey Map, una herramienta para conocer mejor al cliente y detectar los puntos débiles del proceso de compra.

Este nuevo concepto forma parte de una nueva filosofía de la empresa: generar contenido de valor tanto de la empresa como para el usuario, de forma que éste no se vea abrumado con contenido inútil. Sin duda, es una asignatura obligada para las empresas  y nuevas empresas que quieran hacerse hueco en el mercado.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close