Blog

El reto de comunicar asociaciones

Para comunicar y ayudar a hacerlo hay varias cuestiones esenciales y que cualquier persona que haya tenido contacto con el mundo de la Comunicación conoce. Estrategia, lenguaje, síntesis, adaptación al cambio… Todas estas habilidades y recursos se pueden perfeccionar, trabajar y desarrollar, pero hay dos figuras que se alzan por encima del resto y que como consultora queremos destacar: portavoz y mensaje. 

La comunicación, en esencia, es alguien que dice algo, por lo que entrenar a quien habla es fundamental, tanto o más que tener siempre preparado y asumido aquello que se va a contar. Esta simple receta, que aplicamos en nuestro día a día personal, también es importante tenerla presente en la realidad profesional como empresa. ¿Pero qué ocurre cuando una empresa no es solo ella misma sino la unión de varias?

La experiencia de Abascal Comunicación trabajando para asociaciones empresariales, interprofesionales y patronales nos ha permitido elaborar este pentateuco de recomendaciones:

  1. Comunicación interna. Es esencial que los diferentes componentes de la organización estén alineados, que a pesar de sus objetivos propios tengan presentes los comunes y que sepan jerarquizarlos.
  2. Unificación de mensajes. Unido a lo anterior, es clave saber qué es lo que se quiere comunicar y, sobre todo, cómo. Todos los miembros de la asociación deben asumir el mensaje unificado que se toma, que tendrá parte de organización y parte de las demás que componen la asociación. Es fundamental que ese mensaje esté pactado, asumido por todos los componente y se sea fiel a él.
  3. Portavoz. Como hemos dicho arriba, no solo hay que saber qué decir sino que hay que elegir muy bien a la persona encargada de hacerlo. En este punto suelen encontrarse divergencias entre los miembros. Algunos prefieren que sea alguien de dentro y muchos otros prefieren contratar a alguien externo. Según cada caso, la decisión puede ser una u otra. Sí es importante que sea miembro de alguna empresa que forma la asociación o no, el principal y único cometido que debe seguir es ser el portavoz de la organización general.
  4. Organización. La multitud de intereses y de agendas muchas veces entran en conflicto. Se entiende que lo propio pueda tener más urgencia que lo común, en este caso la organización, pero ello no debe contrarrestar con la propia institución. O sea, es fundamental encuadrar en las agendas múltiples un momento en la semana, una reunión eficaz, en el que analizar la estrategia, vislumbrar las tácticas  y acordar las  acciones. Solo la cohesión de un organismo bien engrasado puede hacer funcionar sus engranajes.
  5. Asesoramiento externo. Para nosotros, la clave del éxito. La libertad que da la distancia repercute en la independencia que cualquier organización debe tener para con los miembros que la componen. Contar con la consultoría de una firma especializada, que conoce el sector y que facilita las decisiones estratégicas. El pulso al mercado se gana adelantándote a él.

workplace-1245776_1920

Con motivo de la Navidad, Abascal Comunicación colabora con el proyecto World Vision, que trata de potenciar el Desarrollo Sostenible y el Bienestar de la Infancia. Si quieres colaborar, no dudes en visitar este enlace

Deja tu comentario