Blog

El Instituto Federópticos recomienda evitar la exposición prolongada a dispositivos digitales

Muchos son los dispositivos digitales ante los que nuestros ojos se exponen diariamente: ordenadores, tablets, smartphones, televisores, consolas o GPS. Aunque a simple vista no sea percibido por el ojo humano, la exposición excesiva a este tipo de pantallas puede tener efectos acumulativos nocivos para la salud visual. El Instituto Federópticos, entidad dedicada a la investigación de patologías que afectan al sistema visual y auditivo, es consciente de que con la llegada de la Navidad la tecnología se convierte en una de las compras favoritas por los españoles. Por ello, da las claves para hacer un uso saludable de ellas que prevenga molestias y afecciones al mismo tiempo que ofrece las mejores soluciones para protegerse de los daños que ocasionan.

Según el estudio “La actitud de los consumidores hacia los tratamientos antirreflejantes”, realizado entre 1.204 usuarios de gafas en 6 países europeos por Millward Brown: el 34% pasaba una media de entre 4 y 6 horas diarias frente a dispositivos digitales. La pantalla de este tipo aparatos emite la denominada luz azul –o luz visible de alta energía- y la alta intensidad propia de esta clase de luz puede provocar fatiga y estrés visual, además de la aparición precoz de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), principal causa de ceguera.

¿Cómo afecta la luz azul a nuestros ojos?

La mácula es una capa de tejido sensible a la luz situada en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina. La luz azul incide obligatoriamente en las células que conforman la mácula y que, por sus características, no poseen capacidad de regeneración, por lo que una vez han muerto no vuelven a generarse.

La exposición continuada y excesiva a las nuevas tecnologías propicia que la desaparición de las células que forman parte de la mácula se acelere hasta un 93%.

La tecnología y la salud deben ser buenos aliados

Es conveniente que todos los grupos de edad protejan la retina de la luz nociva. Desde niños hasta mayores, todos los colectivos deben prevenir y contar con la adecuada protección para evitar la fatiga y el estrés visual, así como el desarrollo de otras patologías oculares.

En España, existen las denominadas Lentes CSR (Certificado de Seguridad Retiniana), que bloquean la luz dañina absorbiéndola para que no dañe el ojo humano. Patentada por la Universidad Complutense de Madrid, presentan diferentes grados de absorción de la luz azul para adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Según Eduardo Ladrón de Guevara, presidente del Instituto Federópticos, este tipo de lentes especiales actúan de filtro ante el brillo y la luz que emiten estos dispositivos, así como frente a los rayos UV, evitando así posibles lesiones y el envejecimiento ocular prematuro”. Y añade: “Es fundamental concienciar a la población del uso responsable y moderado de los dispositivos digitales con el fin de cuidar su salud visual para que en el futuro disfruten de una buena visión”.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close