Blog

Diferenciación y personalización, las claves para llegar a nuestro público objetivo

El periodista Iñaki Gabilondo suele decir en sus ponencias una frase que resume bien la situación que vive el mundo actual en cuanto a la información y sus canales: “Así como lo primero que escasea en las inundaciones es el agua potable, lo primero que escasea en una inundación informativa es la información real”.

Los seres humanos vivimos hoy en día en la época de la sobreinformación. El sociólogo Zygmunt Bauman aludía en ocasiones a lo perjudicial de este exceso de ‘inputs’ informativos, al considerar que la abundancia de noticias era “peor que la escasez” de las mismas.

Por todo ello, a la hora de situarse en la órbita de una empresa, un medio o una persona que quiere hacer llegar una información a un lector o a un potencial cliente, es importante saber a quién quiere dirigirse y, a partir de ahí, elaborar un mensaje lo más personalizado posible, buscando diferenciarse y destacar dentro de ese maremágnum de información que asedia al usuario.

Básicamente, esto se resume en encontrar el ‘nicho’ al que quieres dirigirte. Esa palabra tabú que es nicho, tan explotada en la comunicación digital, es clave a la hora de tener éxito en un proyecto dirigido al público. Un nicho es sencillamente un grupo de personas o entidades con una serie de rasgos, comportamiento o intereses comunes que les definen.

Encontrar este nicho es clave hoy en día. Tanto es así que en la era de la sobreinformación se pueden distinguir, a grandes rasgos, dos tipos de medios de comunicación de éxito: aquellos medios que son tan grandes que pueden cubrirlo todo y aun así seguir aportando un valor diferencial y aquellos otros de sector que se especializan en una temática y se convierten en referencias absolutas de ese ámbito.

Conocer al interlocutor

Por todo ello, hacer mensajes genéricos para medios masificados es una estrategia que dista de ser óptima hoy en día. Lo mejor es identificar claramente el ‘target’ de lo que se quiere difundir y entender claramente qué le puede interesar a esa audiencia y por qué.

Esto se está convirtiendo en un tema de obsesión para los responsables de comunicación por dos motivos fundamentales. El primero, porque cada vez hay más y más información; y el segundo, porque las redes sociales proporcionan una información crucial para segmentar de forma precisa, casi quirúrgica, los gustos e intereses de cada usuario.

En la pasada edición de OMExpo 2017, la directiva de marketing y marketing digital, Carmen Rodríguez Silva habló en su ponencia sobre este tema y centró su atención en la importancia del dato que dan las redes sociales como elemento a la hora de identificar al usuario y sus gustos.

Competimos por el tiempo de atención de los usuario. Por ello, el marketing se ha de basar en las personas, conocer bien al usuario y darle información útil. Los usuarios desean información en tiempo real de lo que ellos quieren, no de lo que la empresa quiere”, explicó Rodríguez Silva.

A este respecto, la ponente subrayó en varias ocasiones la importancia de “trabajar el social data” para las empresas, porque, si no lo hacen, “se quedan fuera de juego”. “Hay que tener un CRM (Customer Relationship Manager, gestión de relación con el cliente) permanente de cada cliente: saber gustos, aficiones, marcas que le gustan, etc. y utilizar el dato transaccional como información”, sostuvo.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close