Blog

Deporte y redes sociales, una oportunidad para mejorar la imagen corporativa

“Ahora hablas, ahora hablas”, espetó ayer con evidente enfado el defensa del Real Madrid Sergio Ramos a su homólogo del Barcelona Gerard Piqué. ¿El motivo? Para aquellos menos avezados en el deporte o que no vieran el clásico del fútbol español, Ramos acababa de ser expulsado y criticó que parte de la culpa de esa tarjeta roja se debiera a que Piqué había protestado por el arbitraje recibido por los ‘merengues’ en sus últimos partidos.

El central culé es un conocido usuario de las redes sociales y su última queja se produjo en su cuenta de Twitter, donde unos escuetos puntos suspensivos sirvieron para ironizar sobre unos errores arbitrales que beneficiaron a los blancos en su duelo ante el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones.

Estos puntos suspensivos (subrayamos: un punto, tras otro, tras otro) llegaron a la nada desdeñable cifra de 139.000 retuits y 136.000 ‘Me gusta’ en la conocida red social.

Aunque los deportistas, y especialmente los futbolistas por su relevancia social, tienden a hacer un uso tímido de las redes sociales, Piqué es un ejemplo de verso suelto. En España pocos son los futbolistas de primer nivel que llevan sus propias redes. Lo normal es que sus publicaciones se reduzcan a mensajes de ánimo a su equipo y a tuits de publicidad.

cristianotwitter

El deporte como beneficio para una cuenta corporativa

Este caso puede servir de ejemplo para ver la relevancia que un deportista puede tener a través de las redes. Los puntos suspensivos de Piqué aparecieron en los informativos y sus mensajes generan ‘feedback’ inmediato y masivo entre sus incondicionales seguidores.

Los  tuits de publicidad son un área de especial relevancia a nivel corporativo, pues los deportistas de primer nivel tienen un volumen de seguimiento y fidelidad casi inigualable. De esta forma se entiende que, según datos de la agencia de comunicación Opendorse, el jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo sea la persona que más cobre por tuits promocionales: 260.000 euros.

Este es uno de los motivos por los que el deporte y las redes sociales pueden entenderse como oportunidad de mejorar la imagen corporativa, aunque no el único. Durante eventos deportivos de gran relevancia (y pocos hay de mayor relevancia que un clásico) las redes sociales se inundan de mensajes y las tendencias alcanzan un volumen desmesurado de menciones.

Así, una cuenta personal o corporativa ágil y con algo que aportar puede encontrar en esa gran afluencia de mensajes y tendencias una oportunidad para atraer seguidores o generar curiosidad entre usuarios que quieran acercarse a conocer tu cuenta.

Lo importante siempre es adaptarse y mantener una narrativa que tenga sentido con lo que es la empresa, es decir, no intentar colarse en los’ timelines’ de los usuarios a través de publicaciones que no cuadran con lo que es la entidad que lo publica. Eso y, como siempre, mucho sentido común para no arrastrarse por la desinhibición que impera en los seguidores del deporte en las redes sociales.

De esta forma, siendo coherentes con los mensajes habituales de la cuenta, encontrando oportunidades entre los hastags, conociendo la lógica de las redes sociales y aprovechando herramientas como la publicidad se puede mejorar mucho la imagen corporativa a través del deporte. Casi tanto como para llegar a conseguir 100.000 retuits por unos puntos suspensivos.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close