Blog

La Verdad, el faro que guía el buen periodismo

“Donde hay un grupo humano siempre hay noticias. Otra cosa es qué considera uno noticia y cuál es el filtro que aplica para determinarlo”, escribía Natalia Sanmartín en su obra “El despertar de la señorita Prim”. He ahí la cuestión. ¿Todo es noticia? ¿Todo interesa? ¿El periodista puede publicar lo que quiera?

El debate no es baladí, especialmente en un momento en el que todo parece ser noticia digna de ser publicada en un medio o de ser lanzada al espacio digital en forma de tuit, post, blog… Y por eso, en este mundo de la inmediatez, de las prisas y del vómito constante de información sin filtrar, el periodismo necesita parar a reflexionar.

Noticia no es cualquier cosa que acontece a nuestro alrededor; noticia no es aquello que llama la atención, pero que no interesa a nadie; noticia no es lo que sorprende, pero está vacío de contenido. Noticia es cualquier hecho o acontecimiento que responde a la verdad de lo que las cosas que son, que tiene una relevancia para los demás y que, por tanto, el periodista tiene el deber de contárselo a los ciudadanos.

Y precisamente ahí radica el problema. En ocasiones, el periodista no busca la Verdad, sino simplemente la noticia “vendible”, “llamativa”, que genere una respuesta inmediata y masiva. Y ése es el error.

El periodista debe decir siempre la verdad, ser justo y honrado con un mismo, debe tener ansia por encontrar respuestas y necesidad de preguntar, de investigar, de dudar, y de no parar de buscar hasta encontrar. Aunque la objetividad absoluta no exista, el deber del periodista es tratar de tender a ella para alcanzarla.

Sin embargo, asistimos a un espectáculo diario de datos sin contrastar, de opiniones camufladas de verdad y de informaciones irrelevantes, pero impactantes que inundan, no sólo las redes, sino también los medios de comunicación. Y con tanta sobreinformación, el papel del periodista es ahora más relevante que nunca, porque en sus manos está darle criterio, coherencia y análisis a la gran maraña de información. Y sobre todo, en sus manos está que esa búsqueda de la verdad sea la luz que guíe su día a día porque sin Verdad no hay noticia; y sin verdad, no hay periodismo.

Abascal Comunicación trabaja al lado de los periodistas y confía en su criterio, en su selección y en su contraste da datos y fuentes para ofrecer la mejor información al lector con el fin de que tenga todas las herramientas para estar informado y sacar sus propias conclusiones.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close