Blog

Algunos consejos para conducir en invierno

Conducir en invierno puede ser muy peligroso si no se toman las precauciones necesarias. Por ello, la Confederación Nacional de Autoescuelas ha publicado su guía de conducción invernal. A pocos días de finalizar la Operación Especial Navidad 2010-2011, los conductores deben vigilar ante todo la seguridad. Estos consejos desvelan las precauciones a tener en cuenta.

CONSEJOS DE CNAE PARA LOS DESPLAZAMENTOS DE INVIERNO

1.    Si nieva o hiela es mejor no conducir. Se debe consultar el parte meteorológico en el Instituto Nacional de Meteorología www.aemet.es, o bien, en la página web de la DGT www.dgt.es

2.    Asegurarse de no estar tomando ningún medicamento que pueda interferir en la conducción (somnolencia, mareos, vértigos, etc.); para ello hay que leer detenidamente el prospecto o consultar al farmacéutico. La mayoría de los medicamentos afectan negativamente a la conducción y el consumo de medicamentos es el responsable indirecto del 10% de los accidentes.

3.    Descansar cada 2 horas, o cada 200km. En condiciones meteorológicas adversas la fatiga aparece mucho antes. Llevar bien ventilado el vehículo para no acumular monóxido de carbono y no abusar de la calefacción, ya que produce somnolencia. La conducción con fatiga está relacionada indirectamente con un 20-30% de los accidentes.

4.    No beber nada de alcohol si se va a conducir. Aunque parezca lo contrario, un par de cervezas afectan muchísimo más de lo que parece. No mezclar jamás alcohol con medicamentos. (El Instituto Nacional de Toxicología indica que aproximadamente el 40% de los conductores fallecidos, en el momento del accidente, tenía una tasa de alcoholemia que superaba los 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre).

5.    No ingerir drogas si se va a conducir. Aparentemente el conductor está mucho más espabilado, dinámico, rápido, etc., pero es todo irreal. El conductor que ha tomado drogas arriesga mucho más sin darse cuenta. Un 10% de los accidentes de mayor gravedad está relacionado, de una u otra manera, con la ingesta de drogas.

6.    No entrar al vehículo con el abrigo puesto. Es muy incómodo para conducir y además, el cinturón no funciona correctamente si no va pegado al cuerpo. Al entrar, se deben bajar las ventanillas para evitar que los cristales se empañen mucho más. También se puede usar el aire acondicionado.

7.    Conseguir una visibilidad clara y diáfana de la carretera a través de todos los cristales del vehículo. Utilizar un rascador de hielo o algo que no arañe los cristales (nunca echar agua caliente a los cristales para descongelarlos, podrían romperse). Limpiar de hielo y vaho sólo una pequeña parte del parabrisas para que el conductor pueda ver algo, es una imprudencia y, además, es sancionable. Es conveniente utilizar la luz de cruce durante el día para ser visto con mayor facilidad.

8.    Llevar una manta, algo de comida y bebida en el vehículo si se va a circular por carreteras que estén probablemente cortadas. Llevar cadenas, al menos un par, que se tendrán que colocar en el eje motor del vehículo cuando sea obligatorio (conviene practicar cómo colocarlas). Además, conviene llevar el teléfono móvil cargado o disponer de un cargador de móvil adaptable a la corriente del coche.

9.    Sobre hielo, nieve helada, etc. no realizar movimientos bruscos con el volante, ni con el freno, acelerador, etc. Intentar mantener una velocidad constante; para ello se debe utilizar el freno motor, pero no hacer reducciones bruscas ya que bloquearían las ruedas y se calaría el motor.

10. Dando por hecho que el mantenimiento del vehículo es el correcto, hay que prestar especial atención a disponer de líquido refrigerante con anticongelante (y que se ajuste a las temperaturas que vaya a soportar el vehículo). Añadir también algo de anticongelante al lavaparabrisas. La presión de los neumáticos también cobra especial importancia; hay que  revisarla, al menos cada 15 días, y colocar el mejor juego de neumáticos en el eje trasero.

11. Circular por el carril de la derecha cuando hay al menos tres carriles; los límites legales de velocidad o las normas de incorporaciones en las intersecciones y glorietas son otros de los consejos normativos que recuerda la guía. Además, se recuerdan los correctos usos de los semáforos, las señales verticales en los adelantamientos o las marcas viales.

12. Durante la época invernal, el tráfico aumenta en las carreteras de montaña debido a la gente que va a esquiar. Por esta razón, la guía incluye un apartado con las dudas más frecuentes de los conductores en los tramos y puertos de montaña, donde tres paneles señalizan el estado de la vía, los vehículos que pueden acceder y la velocidad permitida.

Deja tu comentario

WordPress Video Lightbox Plugin

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

La configuración de cookies en este sitio web se ponen a "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar" a continuación a continuación, usted está consintiendo a esta.

Close